Oficial de la EPA, acusado de ayudar a Monsanto a “cajonear” un estudio sobre el riesgo cancerígeno de sus productos

Oficial de la EPA, acusado de ayudar a Monsanto a “cajonear” un estudio sobre el riesgo cancerígeno de sus productos

Escritores fantasmas, papers científicos falsos y correos que autoinculpan. Cómo era el “flujo de información” entre Monsanto y EPA sobre el riesgo de sus productos.

Link articulo original https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-03-14/monsanto-accused-of-ghost-writing-papers-on-roundup-cancer-risk

fecha: 14 de marzo de 2017

autores: Joel Rosenblatt, Lydia Mulvany y Peter Waldman

Traducción periodística colaborativa La vaca MU: Anabel Pomar

El oficial de la Agencia de Protección Ambiental que estaba a cargo de evaluar el riesgo de cáncer del Roundup de Monsanto supuestamente alardeó ante un ejecutivo de la compañía con que “merecería una medalla” si lograba dar de baja la investigación de otra agencia de control sobre la sustancia química clave del herbicida.

La jactante frase se realizó, de acuerdo con los agricultores y otros damnificados que señalan al herbicida como el responsable de sus enfermedades durante una conversación telefónica sostenida en abril de 2015 entre el funcionario acusado y personal de la compañía. Después de dejar el año pasado su trabajo como gerente en la división de plaguicidas de la EPA, Jess Rowland, se ha convertido en una figura central en más de 20 demandas en los EE.UU. que acusan a la compañía de no advertir apropiadamente, tanto a los consumidores como a las agencias de control, que su herbicida a base de glifosato podría causar linfoma no Hodgkin.

“Si puedo cajonear esto, debería obtener una medalla”, dijo Rowland a un gerente de asuntos regulatorios de Monsanto, quien relató esa conversación en un correo electrónico a sus colegas dentro de la compañía, de acuerdo con un documento judicial hecho público el martes. La compañía buscaba la ayuda de Rowland para detener una investigación sobre glifosato que se realizaba en una oficina independiente, la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades, parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., según se señala en el documento mencionado.

Un juez federal, que supervisa el litigio sobre glifosato en San Francisco, dijo el mes pasado que daría lugar a que Rowland fuera sometido a un interrogatorio por parte de los abogados de los demandantes, quienes sostienen que Rowland tuvo una relación “muy sospechosa” con Monsanto. Rowland supervisó un comité que encontró evidencia insuficiente para concluir que el glifosato causa cáncer y renunció el año pasado poco después de que su informe fuera filtrado a la prensa.

Declaración de Monsanto

El vicepresidente de estrategia global de Monsanto, Scott Partridge, dijo en una entrevista telefónica que sería “notable” si Monsanto pudiera manipular la EPA bajo la administración de Obama. Los correos electrónicos revelados representan “un flujo natural de información” entre la empresa y la EPA. En uno de ellos, Partridge, asegura: “No es un esfuerzo manipular el sistema”.

Cuando se le preguntó acerca de los correos electrónicos que describen específicamente a Monsanto trabajando con Rowland para hacer “desaparecer” la investigación sobre el glifosato que realizaba la Agencia de Sustancias Tóxicas, Partridge dijo que iba a revisarlos y respondería en una fecha posterior.

La compañía también emitió una declaración defendiendo el uso de glifosato.”La afirmación de que el glifosato puede causar cáncer en humanos es inconsistente con décadas de exhaustivas revisiones de seguridad realizadas por las autoridades reguladoras líderes en todo el mundo”, aseguró.

El 10 de marzo, la companía perdió una demanda judicial con la que intentaba mantener al glifosato fuera de la lista pública de California de químicos causantes de cáncer. Un juez estatal rechazó los argumentos presentados por Monsanto para quedar fuera de esa lista, creada por una iniciativa popular y que obliga a realizar advertencias explícitas en los productos de consumo que contengan sustancias que pueden causar cáncer o defectos de nacimiento.

Comunicaciones de Rowland

Los abogados de los demandantes dicen que las comunicaciones de Rowland con los empleados de Monsanto muestran que el regulador que se suponía debía vigilar a la compañía estaba trabajando en su nombre.

La publicidad de los documentos judiciales “representa un gran avance en la salud pública”, dijo Tim Litzenburg, uno de los abogados que demandó a Monsanto. Las agencias reguladoras, los científicos, los consumidores y los médicos “pueden conocer como Monsanto se manejaba detrás de la escena y cómo han manipulado la literatura científica hasta la fecha. Eso es importante para su toma de decisiones, no solo para nuestras demandas”.

Después de la conversación telefónica con Rowland, el Jefe de asuntos regulatorios de Estados Unidos de Monsanto, Dan Jenkins, advirtió a sus colegas que no “se hicieran ilusiones”, según un correo electrónico citado en la corte.

“Dudo que la EPA y Jess puedan “matar” esto”, escribió Jenkins aunque pudo haber hablado demasiado pronto. Otro memorándum interno de Monsanto, revelado el martes, dijo que la ATSDR, como se conoce a la agencia federal de sustancias tóxicas, “acordó, por ahora, tomar la dirección de la EPA”.

“Aunque Monsanto no puede hablar en nombre de EPA, nuestro entendimiento de este comentario es que la EPA estaba preocupada porque la ATSDR comenzara un análisis de seguridad duplicativo de glifosato sin darse cuenta de que la EPA ya estaba muy avanzada en su propio análisis integral de seguridad”, dijo la portavoz de Monsanto, Christi Dixon, en un correo electrónico.

La ATSDR anunció en el Registro Federal en febrero de 2015 que planeaba publicar un perfil toxicológico de glifosato para octubre de ese año. Nunca lo hizo. La oficina de prensa de la agencia no respondió a múltiples mensajes telefónicos en busca de comentarios. Los representantes de la EPA tampoco respondieron de inmediato los mensajes telefónicos en busca de comentarios.

Los abogados de los demandantes dijeron en otro informe publicado el martes que el gerente de toxicología de Monsanto y su jefe, Bill Heydens, fueron escritores fantasmas de dos informes, uno del 2000 y en el que el comité de Rowland se basó en parte para llegar a la conclusión de que el glifosato no debería ser clasificado como cancerígeno.

La EPA “puede desconocer la práctica de autoría engañosa de Monsanto”, dijeron los abogados. Entre los documentos revelados se conoció un intercambio de correos electrónicos internos de la compañía, de febrero de 2015, sobre cómo reducir los costos de un trabajo de investigación. Los abogados demandantes lo citaron para respaldar su afirmación de que el informe de la EPA no es confiable como un informe de una agencia internacional que clasificó al glifosato como un probable cancerígeno.

“Un enfoque menos costoso / más apetecible” es confiar en los expertos solo para algunas áreas de controversia, mientras escribimos de “forma fantasma” las secciones sobre exposición a la toxicidad y genotoxicidad”, escribió Heydens a un colega. Los nombres de los científicos externos podrían figurar en la publicación “pero bajaríamos los costos si nosotros los escribimos y ellos simplemente editan y firman con sus nombres, por así decirlo”, se lee en uno de los correos electrónicos que describe como Monsanto manejó un paper científico de 2000.

Monsanto aseguró que las acusaciones de “escritura fantasma” son falsas, y en una publicación de blog acusó a los abogados de los demandantes de tomar un comentario por correo electrónico fuera de contexto para caracterizar erróneamente el papel de un científico de la compañía.

“Las contribuciones de Heydens al documento de 2000 se divulgaron por completo en la sección de agradecimientos del informe”, dijo la compañía que aseguró además que “su propia referencia a la “escritura fantasma” en el correo electrónico de 2015 fue una exageración para las “contribuciones editoriales menores” que hizo”.

“Fueron ediciones relativamente menores, editar para darle forma,claridad, para mejorar la legibilidad general, organizar la información para que fuera más fácil de leer para un público más amplio”, dijo Heydens en un testimonio bajo juramento por parte de la compañía y durante el litigio de San Francisco. (Litigio de responsabilidad por productos defectuosos Roundup, MDL 2741, Tribunal de Distrito de EE. UU., Distrito Norte de California (San Francisco).

Close Menu