Habla la abogada del próximo juicio contra Roundup por provocar cáncer

Habla la abogada del próximo juicio contra Roundup por provocar cáncer

Por Anabel Pomar

Kathryn Forgie es abogada en la firma legal Andrus Wagstaff P.C Con treinta años de oficio y vasta experiencia en este tipo de demandas, accedió a una entrevista con MU. Su firma estará representando a Harderman, el próximo demandante en llegar a un juicio tras la condena de culpabilidad contra Monsanto por producir cáncer a Dewayne “Lee” Johnson.

Tras el veredicto en el caso del jardinero Dewayne Johnson v. Monsanto, que encontró al Roundup sustancial para provocar cáncer y a Monsanto culpable de actuar con malicia al ocultar el peligro cancerígeno de su herbicida, todos los ojos están puestos en el desarrollo de los próximos juicios programados para estos primeros meses de 2019.

La compañía, ahora propiedad de Bayer, enfrenta más de 9000 demandas en su contra con la misma acusación, enfermar y ocultar.

Dentro de esos miles de casos se encuentra el Litigio federal de Monsanto Roundup (In re: Roundup Products Liability Litigation (MDL No. 2741)1 ) que reúne más de 1654 casos presentados en cortes federales en los EE. UU. Estos casos se consolidan en lo que se conoce cómo litigio multidistrital (MDL) y que se lleva ante el Juez del Tribunal de Distrito de EE. UU. Vince Chhabria2 en San Francisco, California.

Los casos contra Monsanto se consolidaron en un MDL para reducir la duplicación del descubrimiento de pruebas, evitar sentencias preliminares en conflicto de otros tribunales en todo el país y servir a las partes involucradas en una ubicación conveniente para las mismas. El juicio de Dewayne Johnson forma parte de este proceso. Los primeros juicios programados dentro del Roundup MDL son los siguientes, Hardeman v. Monsanto, Caso No. 3: 16-cv-00525 con fecha de juicio 25 de febrero y Stevick v. Monsanto, Caso No. 3: 16-cv-02341 o Gebeyehou v. Monsanto, Caso No. 3: 16-cv-05813 previsto para el 25 de mayo.

Mu entrevistó a la abogada Kathryn Forgie, perteneciente a la firma legal Andrus Wagstaff P.C que representa, entre otros cientos, al próximo demandante en llegar a juicio: Hardeman.

Monsantopapers Kathryn Forgiev
Kathryn Forgie

-¿Qué puedes contarnos de este caso específico?

– Hardeman será el primer juicio en un tribunal federal. El caso pertenece a mi firma, AndrusWagstaff, y estaré muy involucrada en el juicio. Mi empresa tratará este caso, pero aún no hemos resuelto los detalles exactos. El demandante es el Sr. Hardeman quién desarrolló Linfoma no Hodgkin en 2015 después de un uso extensivo de Roundup, producto que utilizó durante varios años alrededor de su propiedad para combatir las malezas.

– ¿Cuáles son los puntos más fuertes, las pruebas más contundentes, en este caso?

– La epidemiología muestra claramente que el uso del Roundup aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer Linfoma no Hodgkin y, de hecho, muestra que el uso de Roundup causa el LNH. Hay una gran cantidad de toxicología (estudios en animales) y estudios de genotoxicidad en seres humanos que apoyan la epidemiología al demostrar que el Roundup causa el LNH.

El glifosato, el principal ingrediente activo de Roundup, fue clasificado como Categoría C, lo que denota un posible carcinógeno humano, por la EPA desde 1985. Pero Monsanto, en lugar de investigar estas afirmaciones, atacó la ciencia que apoya la carcinogenicidad del glifosato. Monsanto ha continuado esta táctica de ataque durante casi 40 años. Con eso quiero decir que, en lugar de realizar estudios de carcinogenicidad como lo haría una compañía responsable, Monsanto simplemente ataca a cualquier ciencia que respalde la carcinogenicidad de Roundup. Monsanto también ataca a los investigadores científicos y escribe artículos fantasmas que parecen ser independientes, pero que, de hecho, están escritos y / o editados por Monsanto para hacer que parezca que el Roundup no es cancerígeno. Además, no solo el glifosato es carcinógeno, sino también cuando se combina con surfactantes como POEA en la fórmula que hace Roundup; la carcinogenicidad aumenta. Monsanto admite que nunca ha realizado estudios de carcinogenicidad en animales en las formulaciones que componen Roundup. Esta falta de testeos es bastante escandalosa y, junto con el hecho de no advertir a las personas que utilizan Roundup sobre la carcinogenicidad de Roundup, formaron parte de la base utilizada para la concesión de daños punitivos y fue confirmado por la jueza en mociones posteriores al primer juicio en llegar a la corte.

-¿Cómo influye ese veredicto condenatorio del caso Dewayne Johnson en los juicios por venir?

-Si bien el veredicto no afecta legalmente a ningún otro caso, el veredicto de Johnson es importante porque el Juez acordó, en las mociones posteriores al juicio, que las pruebas presentadas durante el juicio de Johnson respaldaban una adjudicación de daños punitivos; es decir, que Monsanto ignoró la seguridad de sus propios clientes, las personas que inocentemente utilizaron el Roundup, sin una sola palabra de advertencia de que el uso del Roundup podría provocarles cáncer, específicamente de NHL (Linfoma no Hodgkin).

-¿Cuál es la importancia de este proceso judicial? ¿Qué información aporta a los consumidores en general?

-El caso Johnson fue en la corte estatal de California. Todos los casos federales, en todo el país, se han consolidado frente a un único juez en el norte de California, el juez Chhabria. Los primeros procesos, a menudo denominados juicios de referencia, son siempre importantes.

Además, este hecho de gran importancia, Monsanto presentó documentos que intentaban argumentar que los demandantes no podían probar que el Roundup era capaz de causar NHL. El juez Chhabria celebró audiencias por 7 días, y después del testimonio en vivo de varios de nuestros testigos, determinó que hay pruebas suficientes para demostrar que el Roundup puede causar cáncer NHL.

-¿Cómo estás viviendo esta instancia previa? ¿Se siente la presión de este tipo de caso de alta exposición?

-Sí, hay mucha presión y estrés. Pero saber que estoy ayudando a víctimas inocentes y que el mundo sepa que este herbicida causa cáncer, me da fuerza. Confío en que, al final, el mundo verá que el Roundup causa cáncer y que, a pesar de los intentos de Monsanto por manipular la ciencia, la verdad y la justicia prevalecerán, como sucedió en el juicio de Johnson.

-Vuelve a mencionar las presiones y la actitud de Monsanto. Esto es lo que se documenta en los Monsanto papers. ¿Cuál es la importancia de los mismos?

-Los documentos de Monsanto, que fueron descubiertos por numerosos bufetes de abogados -(incluido mi bufete, AndrusWagstaff) – muestran el patrón de comportamiento de Monsanto en los últimos 40 años. Los documentos de Monsanto demuestran, por escrito, que Monsanto atacó la ciencia independiente, interfirió con artículos escritos de modo fantasma que pretendían ser independientes y fallaron en testear su propio producto. Las afirmaciones de Monsanto de que realizaron tantas pruebas en glifosato y el Roundup son falsas, porque se negaron a realizar el tipo correcto de pruebas, como lo demuestran sus propias admisiones en los documentos de Monsanto. Específicamente, Monsanto se negó a probar las formulaciones de Roundup para la carcinogenicidad en animales, y atacó a toda la ciencia realizada por científicos verdaderamente independientes.

-¿Qué esperas suceda con este juicio en particular?

-Como mínimo, espero que los clientes inocentes reciban una advertencia de que el Roundup causa cáncer, para que las personas puedan elegir si desean exponerse o no a este producto. Si lo piensas bien, los productos OGM están diseñados genéticamente para que Roundup no los mate. ¡Pero los humanos no están diseñados genéticamente para ello!

-En un plano más personal, ¿Cuál es tu expectativa?

-Me gustaría enfatizar nuevamente que el mundo necesita saber que el Roundup causa cáncer, para que las personas puedan protegerse de este veneno. La mayoría de nuestros clientes han pasado por una quimioterapia horrenda y otros tratamientos relacionados con el cáncer, y muchas de estas personas inocentes, lamentablemente, también están muriendo. Mi objetivo es prevenir cualquier dolor, sufrimiento y muerte innecesarios causados por Roundup.

Listado de juicios próximos

Además de los juicios programados en el MDL en California para el 25 de febrero (Hardeman) y el 25 de mayo ya están programados otros en el mismo estado, en Delaware, Missouri, y Montana.

El primer caso de la corte estatal está programado para comenzar en la Corte Municipal de St. Louis, la tierra natal de Monsanto, el 1ro de abril de 2019, el caso Ronald Peterson y Jeff Hall v. Monsanto Company. Otro caso en Missouri, en la Corte del Condado de St. Louis, demandante Sharlean Gordon (parte de la demanda Adams) está programado para comenzar el 22 de abril de 2019.

En California, un caso de un tribunal estatal que involucra a Alva y Alberta Pilliod, un esposo y una esposa ambos enfermos de Linfoma no Hodgkin, juicio que se intentó adelantar para este 2018 por el deteriorado estado de salud de Alberta que exigía un juicio acelerado, quedó postergado. La audiencia se fijó para el 18 de marzo de 2019.

Este caso forma parte de 252 demandas reunidas en el Roundup Judicial Council Coordination Proceedings (JCCP sus siglas en inglés) Caso No. 4953; a cargo de la jueza Ioana Petrou de la Corte superior de California del Condado Alameda en Oakland, California.

El caso del jardinero

El primer juicio en el litigio de Roundup concluyó el pasado 10 de agosto pasado, en la Corte Superior del Condado de San Francisco, California, Estados Unidos, cuando el jurado encontró al herbicida de Monsanto como un factor sustancial para causar cáncer a Dewayne “Lee” Johnson, y ordenó a Monsanto a pagar US$ 289.25 millones en daños, incluidos U$S 250 millones en daños punitivos por ocultar con malicia la peligrosidad del producto estrella de la compañía. La jueza del caso redujo estos últimos a US$ 39.2 millones, en una orden con fecha del 22 de octubre de 2018, dejando el monto final en US$ 79.5 millones y reconfirmando la culpabilidad de Monsanto.

Close Menu