Bayer propone pagar $8 mil millones para terminar con los juicios contra el Roundup por provocar cáncer

Bloomberg – 9 de agosto de 2019

Autores Jef FeeleyJoel Rosenblatt, and Tim Loh

Traducción y adaptación al español Anabel Pomar

  • Las negociaciones para terminar con los reclamos podrían tomar meses.
  •  Abogados de ambas partes se reúnen en Nueva York mientras se retrasa el inicio de los dos juicios que estaban fijados en agenda.

Bayer AG propone pagar hasta $ 8 mil millones para dar por concluidas las más de 18,000 demandas en los Estados Unidos que alegan que su herbicida Roundup causa cáncer, según allegados a negociaciones en curso.

Un acuerdo, que podría tardar meses en resolverse, aliviaría la presión de los inversores tras la masiva lluvia de litigios que el gigante alemán de drogas y químicos asumió al comprar el fabricante de herbicidas, Monsanto Co. Como resultado de esa operación la compañía sufrió una pérdida de más de $ 30 mil millones en su valor de mercado, provocando un voto de pérdida de confianza sin precedentes por parte de los accionistas sobre la administración de la compañía y que generó especulaciones sobre una ruptura.

Si bien Bayer ofrece pagar entre  $ 6 mil millones y $ 8 mil millones para dar por finalizado los  casos actuales y futuros, los abogados de los demandantes quieren más de $ 10 mil millones para retirar sus reclamos, según participantes de las negociaciones que pidieron preservar sus nombres ya que las mismas son privadas. El modo de compensar a los consumidores que aún no han sido diagnosticados con la enfermedad es un punto muy difícil de resolver, y no hay garantía de que las dos partes lleguen a un acuerdo en el corto plazo, agregaron las fuentes reservadas.

El portavoz de Bayer, Tino Andresen, se negó a realizar comentarios sobre cualquier negociación destinada  a un arreglo.

La información de que se ha discutido una propuesta de acuerdo que va entre los $ 6 mil millones y los $ 8 mil millones son “pura ficción”, dijo Kenneth Feinberg, un mediador llamado por el juez de distrito de los Estados Unidos Vince Chhabria en San Francisco, quien supervisa los casos consolidados en un tribunal federal.

“No ha habido absolutamente ninguna discusión hasta la fecha de monto en  dólares o de cuál sería la compensación para una resolución global” de los casos, dijo Feinberg en una entrevista el viernes.

Los abogados de Bayer y los abogados de los ex usuarios de Roundup mantienen reuniones en la ciudad de Nueva York, con el objetivo de elaborar un acuerdo para resolver todos los casos actuales y cualquier reclamo de cáncer a futuro presentado contra el herbicida más vendido del mundo, dijeron personas familiarizadas con esas conversaciones.

Casos pospuestos

Las negociaciones han avanzado hasta el punto de que Bayer y los abogados de los demandantes pidieron a dos jueces en St. Louis que retrasaran los juicios que estaban a punto de comenzar. El presidente ejecutivo de Bayer, Werner Baumann, había asegurado a fines de julio que consideraría un acuerdo “financieramente razonable”, luego de que las acciones de la compañía cayeran en medio de una oleada de nuevos casos.

Si se llega a un acuerdo, se calmaría la revuelta de accionistas a raíz de tres pérdidas consecutivas en el juicio en California que resultaron en pagos promedio de casi $ 50 millones por demandante después de que los jueces redujeron los veredictos del jurado que ascendían a más de $ 2.4 mil millones. Miles de nuevos casos se fueron sumando tras cada una de esas derrotas.

Los principales inversores, como Elliott Management Corp. del multimillonario estadounidense Paul Singer, han estado instando a Bayer a abandonar su enfoque de defensa a toda costa para enfrentar las demandas y considerar la posibilidad de establecer un acuerdo. Elliott reveló en junio que tiene una participación de $ 1.3 mil millones en Bayer.

Bayer cotizó 1.6% más en Frankfurt luego de haber subido más de 11%. Han caído aproximadamente un tercio en los 14 meses desde que se completó el acuerdo de Monsanto. Los bonos también subieron. “$ 8 mil millones es una cifra menor de lo que la mayoría de los analistas pronostican y a la que muchos inversores temen”, escribió Markus Mayer, analista de Baader Helvea, por correo electrónico.

La decisión de Bayer de buscar el aplazamiento de los juicios de St. Louis es una señal clara de que las negociaciones para un arreglo están progresando, dijo Carl Tobias, profesor de derecho de la Universidad de Richmond experto en litigios masivos por lesiones personales. Los jueces estadounidenses tradicionalmente ponen los casos en espera para darles a las partes la oportunidad de resolverlos, dijo.

“Un buen negocio”

“Si pueden salirse de este problema por menos de $ 10 mil millones después de perder tres juicios seguidos, con indemnizaciones altísimas, sería un gran negocio para Bayer”, dijo Tobias. “De perder un par de casos de este tipo en St. Louis, la demanda para realizar un posible acuerdo ascendería a $ 20 mil millones”.

Algunos analistas legales han pronosticado que Bayer finalmente resolverá los casos por una suma entre $ 2.5 mil millones y hasta $ 20 mil millones. Los expertos han dicho que la adjudicación de decenas de millones de dólares por demandante era una señal tan fuerte cómo mala para las perspectivas de Bayer en futuros juicios, debilitando “sus cartas en la mano” durante las negociaciones para lograr esos acuerdos.

Feinberg, el mediador a cargo de las negociaciones, es conocido por llevar adelante negociaciones compensar a  víctimas de los ataques del 11 de septiembre y también  fue contratado por Volkswagen AG para supervisar la compensación a los propietarios de automóviles diesel afectados por el escándalo de las emisiones. Él ha estado trabajando con abogados de Bayer y demandantes mientras intercambian propuestas de acuerdos, dijeron las personas consultadas.

El mediador

Feinberg, nombrado en mayo como mediador, tuvo que trabajar rápidamente ya que el próximo juicio Roundup contra Bayer ya estaba programado para empezar este 19 de agosto en un tribunal estatal en St. Louis, la histórica sede de Monsanto, el lugar dónde comenzó a vender Roundup en la década de 1970.

Los jurados en otra corte del área de St. Louis, conocida por favorecer a los demandantes, han conseguido indemnizaciones gigantescas  a lo largo de los años, incluido un veredicto de $ 4.69 mil millones en 2018 contra Johnson & Johnson por reclamos de que su talco para bebé estaba contaminado con asbesto.

Bayer insiste en que el Roundup es seguro. La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. emitió el jueves las guías/directrices para herbicidas que contengan como ingrediente activo al glifosato, y dijo que ya no aprobará etiquetas que afirmen que el glifosato causa cáncer. California clasificó a esa sustancia como carcinogénica en su Propuesta 65 (Ley de advertencias tóxicas) hace dos años.

Funcionarios de la corte dijeron esta semana que los juicios Roundup programados para agosto y septiembre probablemente se pospondrán. No dijeron si los aplazamientos estaban vinculados a conversaciones de un posible arreglo.

Bayer quiere evitar el golpe que significaría otro veredicto de culpabilidad de más de $ 2 mil millones, como el sentenciado en mayo por un jurado en Oakland, California, a un matrimonio que señalaron a la exposición al Roundup cómo la culpable de de producirles cáncer, dijo Tobias. El mes pasado, un juez redujo ese veredicto en más del 95 por ciento a $ 86.7 millones, diciendo que estaba más allá de los límites permitidos por los precedentes legales.

El monto de la indemnización establecida en Oakland se convirtió en el mayor otorgado en 2019 en los Estados Unidos y en el octavo más grande en una demanda por defectos de producto, según datos compilados por Bloomberg. “No quieren ni averiguar cómo les irá en St. Louis”, dijo Tobias. “Podría ser peor que California”.

Pero encontrar una manera de frenar todos los posibles reclamos a  futuro en un acuerdo que resista el escrutinio judicial puede ser difícil, dijo Jean Eggen, profesor de derecho de la Universidad de Widener quién enseña sobre daños tóxicos y derecho ambiental.

La Corte Suprema de los Estados Unidos no ha considerado de manera muy favorable otros acuerdos de daño colectivo destinados a resolver futuros reclamos sobre un producto, dijo.

“Será mucho más claro si solo se resuelven los casos actuales y luego, cuando se incrporen más, se los agrega al acuerdo original”, dijo Eggen. “Es una forma menos problemática de resolverlo”.

El caso consolidado es Roundup Products Liability Litigation, MDL 2741, Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Norte de California (San Francisco).

Close Menu